Torreblanca es dulce, ¡él también es Cuatro!