Francisco y Sonia tienen ese carácter que les convierte en gente Cuatro