Diego y Noelia ya nos han contado por qué se sienten Cuatro