Insólito: recorre más de 1.500km para ver a su equipo... ¡y es el único en la grada visitante!