Un futbolista cadete del Rayo Vallecano de Badajoz queda parapléjico tras ser apuñalado por la espalda