Lo que faltaba por ver: el increíble triple de Curry desde su casa... ¡y con el pie!