Alan Shearer estremece a Inglaterra: el mítico delantero de los 90 teme que los remates de cabeza le hayan provocado demencia