El mensaje de Esther a las nuevas generaciones: “No dejéis que desaparezca”