Jesús Calleja echa una carrera a unos drones por las montañas de Somiedo