Ricardo Amils, un microbiólogo, nos cuenta la composición del río Tinto