José se va con Jesús… ¡dónde él quiera!