Aguas cristalinas, buen tiempo y… ¡hasta un pintor! Así es el Embalse de Guadalteba