Solo Miguel Ángel Revilla puede cantar el himno de Cantabria desde un helicóptero