Jesús Calleja se atreve con todo… ¡Hasta a ordeñar a una cabra payoya!