La princesa prometida llega a los 'smartphones' en forma de videojuego