¿Están muertos los plataformas? ‘Mighty No. 9’ dice que no