SK Telecom T1 se proclama tricampeón del mundo en la final más larga de la historia