Entramos en el apartemento neoyorkino de Rocío Crusset, la hija de Mariló Montero: “Prefiero que mis padres no vengan”