Ésta es la razón por la que Beirut es la ciudad de los milagros