¡Una central nuclear en plena playa de Kenting, Taiwán!