Playas paradisíacas y langosta a precio de saldo contrastan con la pobreza de las favelas: Así es Fortaleza