La Universidad de Stanford, una de las más prestigiosas del mundo, muy ligada al desarrollo tecnológico