Sama, el edificio de Beirut que está “más cerca de Dios”