Alejandro Sanz, iba para karateca pero acabó con una guitarra en sus manos