Arasa: “Es una respuesta de dignidad frente a una penuria económica cada vez mayor”