"Es muy difícil 'limpiar' la imagen de chulo que trasmitía, sin querer, al principio"