La venganza se sirve fría: Cristina se cuela en el vestidor de Verónica y 'raja lo más grande'