Sorpresas submarinas, moscas y almejas secas en la cena de Mariani