Sofía entierra el hacha de guerra: “Raquel me gusta, me da buena energía”