El sencillísimo ritual del dinero, el amor y la buena suerte de Rappel