Rossana reconoce que su postre no es casero: "Quemé el mío"