Redondo de alcabón y un “pedito de arzobispo toledano”