Los comensales de Raquel critican la poca higiene de la vajilla