Raquel Bollo y Ángel Garó se ponen a cotillear, y Agustín Bravo a recordar viejos tiempos