A Rafael Amargo se le hinchan los pies durante la cena y se queda dormido