Rafael Amargo se convierte en el ganador de la semana y los demás no se lo toman nada bien