Avance: Tensión y nervios en la semana malagueña