Desastres culinarios y mucha emoción, la próxima semana en 'Ven a cenar conmigo'