El plato principal de Alba Carrillo deja mucho que desear: “Parece que lo ha comprado congelado”