El pollo soso y crudo de Miguel Ángel convierte su cena en un desastre