El perro de José Luis vive a cuerpo de rey... ¡con habitación propia incluída!