Una cena con peineta y un comensal sin filtros inauguran la semana en 'Ven a cenar conmigo'