Pedro, un torero de corazón con El Fandi tatuado en su pierna