Patricia y Bernabé flipan al ver un Jesucristo que abre y cierra los ojos en el cuarto de Luis