Cuando se te queda un trocito de carne entre los dientes