La música amansa a las fieras y Abelardo toca la guitarra