La Monja Hammond se niega a comer los platos de Raquel porque son "pecaminosos"