Katy no convence con un menú demasiado 'seco'