Rodrigo prepara un menú muy rockero para intentar conquistar a sus invitados