El menú precocinado de Javier no engaña a sus invitados